El Mundo

Fuera de Croacia vive una comunidad de varios millones de emigrantes croatas que en varias olas migratorias abandonaron su patria. La mayoría de los emigrantes económicos y políticos viven en Estados Unidos, Alemania, Argentina, Canadá y Australia.

 

 

 

Haciendo “click” en cada uno de los países obtendrán toda la información

Los croatas en Estados Unidos

Los croatas en Estados Unidos representan la mayor comunidad de croatas en el mundo, siendo más de 1.200.000 croatas y sus descendientes. Los primeros en llegar al nuevo mundo, fueron los habitantes de Dubrovnik, que navegaban junto a los marineros de Cristóbal Colón. Sobre eso atestiguan escritos encontrados por historiadores estadounidenses, que en el área de Carolina del Norte, encontraron a los denominados «ninos pieles blanca» entre las tribus indígenas. Se trata de una leyenda de croatas entre los indígenas, la tribu «Croatan», que nunca se pudo corroborar científicamente a pesar de que numerosos historiadores estadounidenses afirman de que no hay dudas de que se trate de marineros que se perdieron en el continente Norteamericano y que posiblemente serian oriundos de Dubrovnik..

Desde finales del siglo 19 hasta principios de la primera guerra mundial, de Croacia emigraban en gran parte dálmatas hacia el delta del Missisipi, la costa norte del Pacífico y a Nueva York. La emigración continuó entre las guerra mundiales, cuando de Croacia se marcharon hacia Norteamérica más de 150 mil croatas. Todos los que abandonaron su patria, por cuestiones económicas o políticas, crearon su hogar con la ayuda de las comunidades y asociaciones croatas. Entre esas asociaciones se destaca la Organización Nacional de croatas estadounidenses, la Unión Fraternal Croata, la sede del Congreso Mundial Croata en Estados Unidos, y numerosas asociaciones culturales y deportivas. La Unión Fraternal Croata es la mayor comunidad de croatas, fue fundada en 1894 y reúne a más de 60 mil miembros. Ellos cada 2 semanas pueden leer Zajedničar, un boletín que se publica desde 1907 en inglés y en croata. Desde el 2005 en el congreso estadounidense se fundó el Club croata del Congreso en el que los miembros trabajan para proteger y promover los intereses croatas.

. . .

Antun Lučić

Josip Kundek

Jacob Jake Matijević

Los croatas de Canadá

Los nombres de los marineros Ivan Malogrudić de Senj y de Marin Malasarda de Dubrovnik fueron inscritos en los primeros barcos ingleses que se dirigieron hacia el Nuevo Mundo por el año 1500.

La presencia croata de medio milenio en los espacios norteamericanos es demostrada también por el nombre del destacado croata (Santiago) Jakov o Jacques de Eslavonia, buscador de metales en la región de Acadia, los actuales New Brunswick i Nova Scotia, «la fiebre del oro» provocó crudas peleas por el oro, después de las cuales muchos de nuestros excavadores no vieron nunca más a sus familias. Ahogaban sus penas en los bares que se abrieron en todo Canadá. En los escritos se menciona el nombre de Šime Miletić un excavador exitoso que abrió en Victoria el "Adelphi Saloon and Billiard Parlour". Muchos de los nuestros, después de haber atravesado el océano y llegado a costas pacíficas, se dirigieron a Canadá, donde lograron emplearse y trabajar en lo que mejor sabían, la construcción de la vía que atraviesa Canadá, la minería, comerciaron con el pescado. Los pescadores Tolić y Karampana reconocieron una valiosa veta comercial abriendo las primeras pescaderías en Victoria. A principios del siglo XX se dió una ola de construcción de pueblos rurales croatas a los que se trasladaron croatas de Lika y Gorski Kotar, artesanos y leñadores que encontraban trabajo en los espesos bosques canadienses. Los canadienses no veían con buenos ojos a los inmigrantes del Imperio Austro-Húngaro. Los consideraban enemigos de estado. Los croatas comenzaron a conectarse y asociarse.en centros, clubes, asociaciones y sociedades. En Sudbury destacaron el "Hrvatski diletantski zbor" (Coro Croata de Principiantes), la „Hrvatsko kolo i tamburica“ (Ronda y Támburica Croata) en Winnipeg, mientras que en Hamilton, durante los añós 30 del siglo pasado, destacaba la actuación de tres conjuntos musicales de tamburica: "Zagreb", "Plavi Dunav" y "Zlatne žice".

Actualmente en Canadá existen decenas de sociedades que gestionan al interno de la Hrvatsko – kanadskog folklornog saveza (Federación Croato-Canadiense de Folklor) una de las agrupaciones más numerosas en Canadá. El festival anual de la federación se considera la reunión folklórica masiva de croatas más numerosa.

...

George Chuvalo

Croatas en Argentina

A pesar de que a inicios del siglo XIX los argentinos lograron liberarse del gobierno espanol, no lograron proteger a su propio país de los numerosos inmigrantes por los que Argentina es reconocida en la actualidad. El noveno país más grande del mundo también recibió a los croatas, los cuales, de acuerdo a las últimas estimaciones hay alrededor de 250.000.

La mayor comunidad croata vive en Buenos Aires, en Córdoba y en Rosario, donde funciona la mayor cantidad de agrupaciones croatas, clubes y asociaciones. Los croatas se reúnen en más de medio centenar de agrupaciones en las asociaciones de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, San Justo, Paraná, Comodoro Rivadavia, Ushuaia, Mar del Plata y en los centros croatas de Mendoza y de La Plata. Los empresarios argentinos y croatas están conectados a través de la Cámara argentino – croata de industria y comercio, el conjunto vocal femenino Valovi de Buenos Aires se dedica al cuidado del patrimonio musical croata, al igual que el conjunto Jorgovan. Los apasionados por la gastronomía croata en Cocina Croata pueden encontrar recetas y preparar conocidas especialidades croatas, en el portal Cultura Croata pueden encontrar información sobre todas las agrupaciones croatas. Los deportistas descendientes de croatas entrenan en el Club deportivo croata en Buenos Aires. En Argentina también funciona una rama del Congreso mundial croata.

En una decena de ciudades argentinas existen calles llamadas “Croacia” y en Buenos Aires también se encuentra la “Plaza República de Croacia”. En Argentina fluyen los ríos Korana, Kupa, Cetina, Mura, Sava, Drava y muchos otros a los que el renombrado ingeniero de origen croata Ivica Frković dio nombre. En Buenos Aires fueron construidos los centros católicos croatas “San Nicolás Tavelić” y “San Leopoldo Mandić” en los que se reúnen los creyentes croatas y todos los que de algún modo mantienen la identidad croata en la capital argentina. “Cáritas Croata Cardenal Stepinac” brindó su ayuda a todos los inmigrantes que la necesitaron, al igual que las monjas croatas “Hijas de la Misericordia” cuya fundadora de la orden fue la beata Marija Petković de Blato en la isla de Korčula.

...

Ivan Juan Benigar

Croatas en Australia

En Australia vive una de las mayores comunidades de emigrantes croatas del mundo, y de acuerdo a los últimos datos disponibles la conforman cerca de 250.000 personas de origen croata. Muchos croatas, que provienen de un país de emigrantes, se asentaron desde fines del siglo XIX en Australia como país tradicionalmente de inmigrantes. “Terra Australis” fue destino de todos aquellos croatas que por cuestiones políticas o económicas abandonaban Croacia. 20.000 kilómetros de distancia no fueron lo suficientemente lejos para los dálmatas o los istrianos que se asentaron en la región occidental, en el norte de Queensland y en la Nueva Wales del Sur. Después de la Segunda Guerra Mundial llegó a Australia una nueva ola de inmigrantes croatas que se dedicaron a la pesca, al transporte marítimo, a la minería y a la agricultura.

La Iglesia y las Misiones Católicas tuvieron un rol especial en el proceso de su adaptación a las nuevas circunstancias y a la sociedad democrática. La colectividad croata en el marco de las misiones católicas conservó su herencia cultural y lingüística, sin rechazar el apoyo incondicional de su nuevo país que les ofreció refugio y una vida segura. Cabe mencionar que junto con las misiones católicas funcionaban bibliotecas que ofrecían una amplia gama de literatura croata. Estas fueron sumamente necesarias porque el idioma croata se conservó desde los anos ´70 cuando llegaron a Australia la mayor cantidad de emigrantes croatas. Las clases de idioma croata se dictan mayormente en las misiones católicas. Los emigrantes croatas están especialmente orgullosos de la escuela de idioma denominada “The Saturday School of Community Languages” que se desarrolla los sábados. La misma fue fundada por el Gobierno de Australia con el apoyo del Ministerio de educación y deportes de Croacia. Actualmente están integradas al sistema escolar ordinario y el Estado croata asegura los libros de textos y el material didáctico necesario para las clases.

El fuerte apoyo del gobierno de Australia, que fue el primero en reconocer el idioma croata como una lengua independiente, fue el disparador para que se implemente la educación regular escolar y universitaria del idioma. La misma comenzó oficialmente en el ano 1983 al crearse la primera cátedra de idioma croata en la Universidad de MacQuarie en Sídney. En la misma universidad unos diez anos más tarde se abrió el Centro para el estudio del idioma croata.

...

Croatas en Austria

En Austria viven unos 90 mil croatas, de los cuales la mayor parte vive en Viena y la menor, que es una agrupación autóctona, de unos mil habitantes, es la de los croatas de Gradiška. A pesar de una historia secular de relación, los croatas en Austria se consideran una agrupación nueva de inmigrantes. Una generación de trabajadores salió a mediados de los aňos 60, pero la mayor parte emigró al inicio de la Guerra Patria.

La vida cultural y social de los croatas en Austria es muy activa. Especialmente son más activos los más amenazados, los croatas de Gradiška, quienes se agrupan en Gradišćansko – hrvatski centar, Znanstveni institut gradišćanskih Hrvata, Hrvatski akademski klub, Austrijsko – hrvatskaj zajednica za kulturu i šport, la asociación ANNO 93', la asociación Salzburg, así como en Hrvatsko kulturno društvo Napredak. En Beč gestiona una filial del Congreso Mundial Croata.

Leen el semanario Hrvatske novine y el portal informativo Kroativ, bailan anualmente vals en Hrvatski bal de Viena, así como la ronda de Eslavonia en Šokadija Beč, los jóvenes celebran su dan, también juegan futbol en liga en la que se agrupan todos los clubes croatas de Viena. La redacción croata de ORF prepara radijske y televizijske emisiones para los croatas de Austria.

Las misiones católicas croatas actúan en Beč, St. Pölten, Linz, Salzburg, Innsbruck, Feldkirch, Graz y Klagenfurt. Se imparten lecciones de lengua croata bajo el control de las autoridades austriacas, aunque el Ministerio de Educación de Croacia financia el trabajo de dos profesores en Linz y en la Escuela Croata Infantil de Viena.

Augustin Blažović es considerado el literato contemporáneo mas conocido de Gradiška, el académico Nikola Benčić, lingüista e historiador, es miembro de la Academia Croata de Ciencias y Artes, el seleccionado lanzador de jabalina Andreas Haklits es croata originario de Gradiška.

Milan Neralić

Croatas de Montenegro

La gran riqueza de la herencia histórica y cultural de los croatas de Montenegro son testimonio de la existencia centenaria de la minoría croata en la costa montenegrina. Por distintas circunstancias históricas vivieron separados de su madre patria conservando el tesoro cultural nacional y lingüístico croata. Alrededor de 6.000 croatas y sus descendientes viven en Kotor, Titva, Hrceg Novi, Perast, Dobrota, Budva y Bar. Con la independencia del Estado croata se mejora la ingrata situación de los croatas en Montenegro, pero su verdadero auge lo tuvieron tras la firma del Acuerdo sobre la protección de los derechos de la minoría croata local en el ano 2011. La minoría croata en el parlamento de Montenegro está representada por la Iniciativa Cívica Croata con un puesto ministerial sin cartera. Mientras que de la protección de los derechos de la minoría nacional croata se ocupa el Consejo Nacional Croata.

El invaluable patrimonio histórico es cuidado por asociaciones y agrupaciones encabezadas por la Sociedad cívica croata de Montenegro y por la agrupación madre Dux Croatorum. Periódicamente se publica “Hrvatski glasnik” (La Gaceta croata), publicación de la Sociedad cívica croata de Montenegro, y en la bahía de Montenegro se emiten también las novedades en una radio de las minorías en Montenegro - “Radio Dux”.

La ensenanza del idioma croata se lleva a cabo de manera complementaria en escuelas en Kotor y en Titva porque tienen muy poca cantidad de alumnos. Con una mayor participación de las agrupaciones croatas, y con mayor interés de parte de los alumnos, podría solucionarse ese problema.

Esperamos que el gran peso del glorioso pasado de los croatas de Kotor no desaparezca en la pequena comunidad croata que esta desvaneciéndose. En la bahía de Kotor durante siglos navegaron veleros manejados por los famosos marineros croatas. El almirante de la Marina Báltica, Matija Zmajević, luchó exitosamente contra los suecos, el capitán Petar Želalić fue miembro de los Caballeros de Malta y conquistó a los turcos, mientras que el capitán Ivan Visin hizo un viaje a través del mundo. Entre los croatas más renombrados de Montenegro se encuentran el ingeniero Antun Luković que fue uno de los arquitectos principales del Canal de Suez, el joyero del emperador Ivan el Terrible en Moscú, Tripun Kotoranin, y Krsto Čorka que fue marqués espanol y gobernador de las Islas Baleares. La bahía de Boka es actualmente conocida como la Bahía de los santos croatas por la beata Ozana Kotorska, san Leopoldo Bogdan Mandić y el beato mártir Gracija Kotorski de Muo.

Antun Luković

Los croatas en Chile

En Chile vive actualmente una de las mayores comunidades de croatas fuera de la Patria que se reconoce en cada paso de ese país. Se calcula que en Chile viven unos 200 mil descendientes de croatas que llegaron a la costa argentina a mediados del siglo XIX atraídos por la “fiebre del oro”.

A principios del siglo XX los expulsó de la piedra dálmata la filoxera en los vinedos que alimentaban a las familias croatas. Buscaron fortuna en la región de Magallanes, en las ciudades de Puntarenas y Porvenir, donde se dedicaron a la ganadería y minería. Durante los anos contemporáneamente con el desarrollo de la industria, se trasladaron a la ciudad capital Santiago donde hoy vive la mayor cantidad de croatas, pero también se transfirieron a otras ciudades tales como Antofagasta, Iquique, Punta Arenas, Puerto Natale, Valparaiso y Concepción.

Dondequiera encontramos numerosas sociedades de croatas. En Santiago se reúne la sociedad Estadio Croata, en Punta Arenas el Club Croata, en Antofagasta la Sociedad Croata, en Iquique se reúnen en el Hrvatski dom. El patrimonio de sus abuelos es cuidado por la sociedad de folklor y canto "Naša zemlja" en Santiago, la sociedad de canto «Jadran» fundada en 1932 y existe también la Udruga sveučilištaraca hrvatskoga podrijetla. No faltan las sociedades deportivas tales como Hrvatski sokol en Punta Arenas y otra del mismo nombre en Antofagasta. Existen pequenos clubes también en Porvenir donde se encuentra el club croata más meridional del mundo y otros como La Serena, Calama y Arika. La mayoría de emigrantes croatas partieron de Dalmacia, por lo que no es extrano que Zadar esté conectado con Iquique y Split con Antofagasta y Punta Arenas.

...

Lenka Zlatar Franulić

Los croatas en Italia

La relación croato-italiana se remonta al siglo XV, principalmente en la zona de la región italiana de Molise donde vive una pequena comunidad croata. La menor comunidad lingüística en Italia cuenta con unos 2000 habitantes en la provincia de Campobasso de la zona de Molise en tres ciudades Kruč (Acquaviva Collecroce) Mundimitar (Montemitro) y Filič (San Felice). Según un acuerdo firmado en 1996 por los gobiernos de ambos países, la comunidad croata en la región de Molise es reconocida como una minoría lingüística con todos los derechos correspondientes – la protección y promoción de la identidad lingüística y cultural, el uso de la lengua croata en la vida pública y privada y el derecho a fundar asociaciones culturales. En la parte noreste de Italia, en la región de Friuli – Venecia Julia vive una mayor, pero aún no reconocida agrupación de emigrados croatas.

De acuerdo a los cálculos oficiales, en Italia viven actualmente unos 60 mil croatas y sus descendientes. Unidos en la asociación Federación de Comunidades Croatas en Italia, gestionan la Hrvatsko - talijanska udruga u Rimu (Asociación Ítalo Croata de Roma), Comunidad Croata de Milán, Hrvatska zajednica u Trstu (Comunidad Croata de Trieste), Hrvatska zajednica u Venetu (Comunidad Croata del Veneto), Hrvatsko -talijanska udruga u Udinama (Asociación Cultural y Económica Ítalo Croata de Udine). Se reúnen también en la asociación deportiva Isola Croata (Isla Croata de Molise).

Los croatas de Molise, como un pueblo croata autóctono, cuidan el idioma croata del olvido con un trabajo activo en la Unión de Asociaciones Culturales de los Croatas de Molise, en la que participan la Comunidad Croata de Molise "Luigi Zara", la asociación "Naš Život" (Nuestra Vida) y "Naš grad" (Nuestra Ciudad) y la Zaklada „Agostina Piccoli“ (Fundación "Agostina Piccoli") que publica las revistas bilingües "Riča živa / Parola viva" (Palabra viva). La asociación cupular de croatas dió su aportación también por medio de la revista bilingüe "Insieme" (Juntos). Es algo inusual, pero en Italia no se emite ningún programa de radio o televisión en lengua croata. La lengua croata se aprende y ensena en el marco de los cursos ordinarios, en las escuelas primarias, secundarias y escuelas adicionales, así como en nivel universitario. El ministerio de educación y deportes apoya con materiales y herramientas de ensenanza en la realización de lecciones de lengua croata en Roma, Trieste y la Región de Molise.

...

Nikola Petrov Ivanušić

Los croatas en Alemania

En la República Federal de Alemania, en la actualidad viven unos 230 mil croatas, pero en base a la información que brindan las embajadas de la República de Croacia en Berlín y las misiones católicas croatas, el número de croatas en ese país podría superar los 350 mil. La emigración croata en Alemania esta marcada por la emigración política, que representa a los croatas que después de la segunda guerra mundial se marcharon por la represión del sistema político de esa época, y la de los Gastarbeiter, que reúne al grupo de croatas que por el acuerdo firmado el ano 1968 entre la entonces República Federal Socialista de Yugoslavia y la Republica Federal de Alemania, se marchó masivamente a Alemania. Nuestros trabajadores, que debían quedarse temporalmente, ganaban su dinero en trabajos físicos, en la construcción o en la industria metalúrgica. Luego, se demostró que se trataba de trabajos permanentes y no temporales. Con lo que ganaban enviaban dinero a sus familiares, y estos también se marchaban a Alemania. Al marcharse de su patria, se llevaban su cultura, sus tradiciones y costumbres. La palabra "Hrvatska", desde 1973 ya se podía escuchar en la feria internacional de libros en Fráncfort en el stand croata, donde nuestros emigrantes promovían a los mayores exponentes de la literatura croata, Vinko Nikolić, Božo Dugeč, Malkica Dugeč, el padre franciscano Lucijan Kordić y muchos más.

A principios de 1984 se fundó la asociación de padres croatas, de la que luego surgió la primera agrupación cultural croata de Stuttgart. Paralelamente se fundaron numerosas asociaciones a lo largo del país, desde la Sociedad Cultural Croata Vladimir Fran Mažuranić, la Unión Cultural y Deportiva Croata en Berlín, y el Teatro para los jóvenes Marin Držić. Los emigrantes croatas siempre supieron como darse a conocer e imponer su cultura, por ejemplo con la publicación de revistas como «Hrvatska Domovina» y «Kroatische Berichte», que colaboraron mucho en la promoción de los intereses croatas en el país germano. En la actualidad se destacan Berlinski magazin, Croativ magazin, Cro-info y otras revistas y boletines. La comunidad académica croata reúne a estudiantes croatas y descendientes de croatas en la red de estudiantes alemanes. En la ciudad de Colonia está la sede alemana de una de las mayores instituciones croatas de la diáspora, el Congreso Mundial Croata. Podemos destacar la sociedad croata de intelectuales de Munich, la asociación de ex estudiantes y amigos croatas de la Universidad, AMAC, y la Asociación de Clubes Croatas de Fútbol de Alemania central.

...

Dragutin Trumbetaš

Los croatas en Perú

Se menciona la llegada de los croatas a Perú desde el siglo 16 cuando un noble de Dubrovnik, Basilije Basiljević, en búsqueda de la riqueza Inca y del famoso Dorado, llegó a este país sudamericano. Sobre su presencia en Cusco, el corazón del imperio Inca, atestigua la monumental iglesia de San Blas que con la ayuda de sus marineros construyó el caballero Basiljević. En mayor medida llegaron ciudadanos de Dubrovnik, pero también llegaron dálmatas y habitantes de Primorje. Sudamérica escondía una enorme riqueza mineral que muchos querían aprovechar para brindarle una mejor vida a sus familias. A finales del siglo 19 en el asentamiento andino Cerro de Pasco la colonia croata era la mayor y más importante agrupación de emigrantes porque eran los mejores realizando investigaciones de los yacimientos minerales. A mas de 1000 metros sobre el nivel del mar podemos encontrar yacimientos con nombres como: Zagreb, Velebit, Dalamacija, Zrinski, Neretva, Zadar. No era coincidencia que los «Austriacos» como los nativos llamaban a los croatas, llegaran en oleadas tan grandes a Perú. El Imperio austrohúngaro había firmado con Italia la denominada cláusula del vino, y esto generó la emigración de los productores de vino de Dalmacia que no podían vender su vino porque la monarquía con esta cláusula buscaba ganarse la simpatía de Italia. Los croatas en la sociedad peruana son reconocidos como marineros habilidosos, y el capitán del primer barco a vapor de Perú fue de apellido Mitrović, seguramente con raíces de la ciudad de Dubrovnik.

Después de la segunda guerra mundial llegó una segunda ola migratoria, de prácticamente 1000 emigrantes políticos que con mayor dificultad logró integrarse a los croatas que ya se encontraban en Perú, porque estos ya se habían integrado a la sociedad peruana. En base a las últimas estimaciones en Perú viven entre 300 y 400 croatas de la primera emigración, mientras que hay más de 6 mil de la segunda y la tercera ola migratoria. Algunos lograron integrarse a la sociedad peruana por completo, y con mayor dificultad se pueden identificar sus raíces croatas, pero en su gran mayoría ocupan altos roles y funciones de la sociedad peruana.

...

Kristian Kreković

Los croatas de Suiza

Las relaciones suizo-croatas no se han visto interrumpidas desde el siglo 15. Dos diplomáticos del Vaticano, Ivan Stojković y Andrija Jamometić fueron los primeros croatas destacados en Suiza, que como legado dejaron invaluables artefactos históricos. En el siglo 16 Matija Vlačić Ilirik en Basilea comenzó con sus estudios, también encontró refugio Janko Drašković a principios del siglo 19, Ema pl. Pavlenković seguramente fue la primera croata en finalizar sus estudios de medicina en el extranjero, en Bern y en Lausanna. A la temática histórica y eclesiástica se dedicó el padre franciscano Dominik Mandić, que estudió y obtuvo un doctorado en la Universidad de Friborg. De la historia más reciente se destacan los ganadores del premio Nobel, Lavoslav Ružička y su estudiante Vladimir Prelog.

Los rastros de la vida de la emigración croata en Suiza aparecen paralelamente con el comienzo de las misiones católicas croatas. El padre franciscano Lucian Kordić, desde su llegada a Suiza en 1951, reúne a los croatas a lo largo de todo ese país, por lo que fue nombrado por la congregación en Roma como director de la emigración croata en Suiza. La primera misión católica croata en Suiza fue fundada en 1967 por el padre franciscano Ljube Krašić, actualmente en Suiza hay más de 14 misiones católicas. Estas de manera regular desde el ano 1961 publican la revista MOVIS.

La primera asociación croata fuera de los círculos de la misiones católicas, fue la asociación que en 1960 fundo Jure Petričević. En este club se reunían los intelectuales croatas y otras personalidades croatas destacadas de Suiza. El renombrado caricaturista croata, Branimir Petrović, durante varios anos entretuvo a los lectores de los periódicos más destacados de Suiza, y hasta fue nombrado como uno de los caricaturistas más importantes de Suiza. La doctora Marina Turin en su época era llamada «la cardióloga más famosa de Suiza», al menos así lo destacaba el diario «Neue Zurcher Zeitung». El extraordinario físico Davor Pavuna, es un renombrado experto que entre otras importantes actividades fue contratado como asesor del ámbito de la energética por el presidente de Estados Unidos, Barak Obama.

...

Žarko Dolinar