Corte de pelo

0 204
Foto: Vitomir Maričić

Estoy recostado en la playa, le doy vuelta con la imaginación a algunas conversaciones con los habitantes locales en el salón de tatuaje. El corte de pelo, la fractura de la economía de Chipre es el tema principal. La peor parte la sufre el individuo.

Los estados son sólamente creaciones ficticias, hasta hace poco tiempo no estaban presentes en la conciencia de sus ciudadanos. Todos culpan a la Unión. Y dicen que la gente no es imaginativa.

Foto: Vitomir Maričić

Hablan sobre ficciones con funciones de responsabilidad, prosperidad, decadencia y a causa de tales ficciones dicen las cosas, se lamentan y se cambian. Ésta es la realidad. Derechos crudos, grises, crisis, bancos, economía. Por qué entonces no buscan razones reales. Y algo todavía mejor acciones reales. Resulta que la imaginación es la mejor arma contra la realidad.

Es interesante como la Unión cambió a la gente. Especialmente de la parte sur. Dicen que eran hospitalarios y generosos y que ahora están al acecho, que son hábiles y verdaderos ladrones de turistas. También tienen historias tristes, ojos tristes y las arrugas en sus entornos están dirigidas hacia el piso, son pesas que les colgarán en el cuello por generaciones. Deberían proteger la alegría como un producto autóctono chipriota. Hecho en la Unión Europea.

Foto: Vitomir Maričić

Trato de descansar cómodamente en la playa, pero olvidé el bronceador, el cojín, la toalla y digamos que el 70 % del volumen de la maleta. Es una catástrofe. La primera cosa que haré por la mañana será enojarme. Ahora tengo pereza incluyo para eso. No puedo estar precisamente satisfecho con eso de que la Unión sea culpable de algo. Y necesito una respuesta, pues deseo un cambio.

He comenzado un poco a complicar demasiado las cosas, en torno a todo, en lugar de que algunas veces sólo trabaje y disfrute. La vida no es para tomarse tan en serio, como para perderse la diversión. Como cuando juegas un partido bajo presión y estas completamente aferrado a la defensa, conservador en el ataque, generas nerviosismo a ti mismo y a los demás desde tu refugio o con algunos cambios desde la línea de base.

Foto: Vitomir Maričić

Donde quedaron las boleas, la carrera a la red, las escapadas, la defensa. ¿He envejecido? Otros ven las arrugas, yo veo la pereza. Posiblemente sólo estoy en crisis. Tal como Chipre. ¿Es un corte de pelo personal? Posiblemente  me vendría bien una lección de nuestro Vagabundo, una lección de vida.

Posiblemente la he dirigido sólo, luchando con la imaginación contra el envejecimiento. La lección de que todo en la vida puede ser diversión y de que a veces sólamente son necesarios algunos cambios de perspectiva.

Foto: Vitomir Maričić

Incluso las peores decisiones, son sólamente un capítulo en la vida que continúa, una arruga en la cara, una estación en el camino, un tatuaje en la pierna. La lección de nuestro Vagabundo es que podemos vivir con ligereza también con la mística idea del tatuaje, porque la vida es demasiado corta para estudios, también la vida necesita historias.

Blogger: Vitomir Maričić

*La opinión y la postura del autor no siempre refleja la postura de HRT (Radio y Televisión Croata)

NO COMMENTS